Resp:. Log:. Simb:. Dig:. Prog:. y Cent:. “VERBO” Num. 3

Resp:. Log:. Simb:. Dig:. Prog:. y Cent:. “VERBO” Num. 3
Or:. de Oaxaca, Mexico

viernes, 22 de abril de 2011

LOS VIAJES DEL APRENDIZ SIGNIFICADO GRADO DE APRENDIZ

AL:. G:. D:. G:.A:. D:. U:.

Los viajes del aprendiz

Introducción
En términos generales, la palabra VIAJE, deriva de la lengua latina “VIATICUM”, que literalmente quiere decir, Jornada, Etapa, Paseo, Traslado, Peregrinación; es el acto que se ejecuta para ir de un lugar a otro, así como el camino por donde éste se hace, de ida a cualquier parte; también se dice que se lleva un VIAJE, cuando se trata de conducir a determinado lugar, un cargamento; igualmente se le denomina de esa manera, a una relación, al diario o a la memoria, que se lleva sobre el curso de una larga expedición; del mismo modo se le designa, a la cantidad de Agua que por medio de cañerías o de acueductos, se surte a una población, y en el sentido figurado, se llama también así, al golpe o al acometimiento, iniciado por medio de una arma blanca y corta; se dice que se hace VIAJE REDONDO, al recorrido que se ejecuta de ida y vuelta, entre dos puntos; también se le da ese nombre al resultado satisfactorio que se obtiene, al emprender cualquier negocio o empresa.
Por lo que respecta al significado simbólico, que la Masonería atribuye y aplica a los VIAJES, en la Primera Cámara, y cuyo acto se lleva a la práctica, dentro del ceremonial de la INICIACIÓN, se les considera como una de las partes ritualísticas más solemnes, de las PRUEBAS Físicas y Morales, a que invariablemente se somete a los Candidatos.

Los alquimistas nos hablan de los cuatro elementos en relación: el Fuego con el Oro, el Aire con la Plata, el Agua con el Mercurio y la Tierra con el Plomo. Y sumamente interesante es asimismo la unión que hacen de estos cuatro elementos cósmicos con cuatro elementos o cuatro cualidades psicológicas encerradas en el ser humano: el Fuego relacionado con el Saber, el Aire con el Osar, el Agua con el Querer y la Tierra con el Callar.

Viajes del aprendiz

Al principiar la INICIACIÓN de algún Candidato, dentro del Simbolismo y la Filosofía Masónicas, que se imparten en nuestros Talleres, prácticamente se le sujeta a las Tres PRUEBAS que proporcionan los elementos Primordiales que le dan la vida a la MADRE NATURALEZA; como lo son el AGUA, el AIRE y el FUEGO, las que en forma de VIAJES, ejecutan los Aspirantes, haciéndoles dar TRES VUELTAS hacia los Cuatro Puntos CARDINALES; lo que tiene por objeto darle a conocer, que ni los HIELOS que cubren las regiones desoladas del Norte, ni los ARDIENTES rayos del Sol de Mediodía, que ni los DESLUMBRANTES destellos de la Luz de Oriente, ni mucho menos las tinieblas que invaden las apartadas regiones del Occidente, son capaces de DETENER, o de IMPRESIONAR el ánimo de los INICIADOS, durante su peregrinación, por conseguir la conquista de sus IDEALES, mismos que luego tendrá que PROPAGAR, sobre toda la superficie de la Tierra, en bien de sus semejantes.
Al mismo tiempo debemos considerar, que esos Tres Elementos son CAUSA y EFECTO de todos los fenómenos que conocemos dentro de la Naturaleza, puesto que su ACCIÓN es IRRESISTIBLE, porque todo lo DESTRUYEN o lo TRANSFORMAN y al mismo tiempo le dan VIDA y VIGOR, para perpetuar todas las Especies.

El acto de la PREPARACIÓN de un CANDIDATO a INICIACIÓN, en su aspecto Simbólico, representa al NACIMIENTO DEL NIÑO con sus elementos, su llanto y su impotencia para poder subsistir por SÍ SOLO, es la realidad de la vida del hombre durante su INFANCIA, principalmente cuando principia a dar sus primeros, vacilantes e inciertos PASOS, cuando su inocencia y su inexperiencia lo cubren de INCERTIDUMBRES y de DUDAS, sobre la verdadera Misión que está llamado a desempeñar en el Mundo; pero que finalmente, logra DISIPAR ese cúmulo de vacilaciones, para salvar radicalmente los obstáculos y resolver sus problemas, gracias a los solícitos cuidados y a las sabias mismo, sin esos poderosos apoyos, sin los desinteresados consejos, de seguro que PERECERÌA, dentro de un MAR DE DUDAS.
Son viajes simbólicos a través de la vida de todo hombre. Durante el transcurso de la misma camina tanteando y tropezando torpemente en la oscuridad hasta el final del tercer viaje en que recibe la luz directa de la intuición y cae finalmente la venda de sus ojos también, como en la vida real, al neófito se lo puede orientar o conducir, pero no arrastrarlo o cargarlo -tiene que dar los pasos por su propio esfuerzo y consciente de lo que hace, pues ésta es una empresa de realización propia.

Primer viaje
El primer viaje es por aire, porque en él recibimos el aliento de vida necesario para iniciar el camino y la nueva vida  la cual nacemos. Esta etapa requiere mucho aliento. Se desenvuelve en el plano físico e involucra las actividades del cuerpo etérico, vital y físico. Durante esta etapa el viajero se halla sumido en el materialismo y las satisfacciones materiales, y lo dominan sus apetitos y su personalismo.
EL Aire es la psiquis; es el conjunto de emociones y de sentimientos; es aquello que nos inclina hacia las cosas, a favor o en contra de ellas: lo que nos mueve en el plano del sentimiento. Esto es el Aire: la expresión de lo que se siente, el mundo de la emoción. Aire es igual a Osar. Es esa capacidad de coraje con la cual hemos de ayudar al conocimiento; es algo más que fuerza, es impulso, es fe. Osar, precisamente, es no conocer el miedo, es lanzarse porque hay que llegar a la Sabiduría.
El primer viaje lo lleva al 2º Vigilante, el cual representa la personalidad o nuestra naturaleza material. El viaje termina entre columnas.
por lo que respecta al primer VIAJE, que viene representando a la JUVENTUD, según el Cientificismo Masónico; es lo que se refiere a su interpretación Filosófica y Dogmática, porque el Postulante se encuentra en el período en que recibe su educación y preparación Intelectual, y por ese motivo llegamos al convencimiento de que se trata especialmente, del NACIMIENTO de sus ideas, de sus principios y de sus acciones; las que por sí solas le conducen hasta adquirir el conocimiento exacto de las TENDENCIAS materiales y espirituales que poseen los hombres; esta etapa simboliza también al estado de ánimo, en que el individuo debe luchar en forma denodada, en contra de las INCERTIDUMBRES, de la IMPOTENCIA, de la CONFUSIÓN y de los ERRORES humanos, para que posteriormente sus pensamientos y sus propias acciones estén ajustadas a la PRÀCTICA DE LAS VIRTUDES; puesto que al observar esa línea de conducta, irremisiblemente logrará apartarse de todos los MALES que produce la OCIOSIDAD, la INDOLENCIA y la IGNORANCIA, que la mayoría de las veces conducen al hombre hasta hundirse en lo más profundo de los VICIOS abominables.
En el sentido MORAL, el primer VIAJE también es Simbólico de enseñanzas que le prodigan sus Padres y Maestros, sin cuya ayuda, jamás podría afrontar los peligros de la escabrosa SENDA DE LA VIDA.

Segundo viaje
El segundo viaje es por agua. El agua simboliza la naturaleza emocional y esta etapa se caracteriza por el emocionalismo y las grandes luchas internas que finalmente conducen al caminante al sitial del 1er Vigilante. El Agua es Querer; es decir, para poder ser valiente y sabio, primero hay que querer verdaderamente.
El Agua simbólicamente es la vida que recorre la materia; es la energía que baña la materia; es esa fuerza que hace que la materia pueda entrar en acción y que no sea simplemente materia inerte; es aquello que nos permite caminar, hablar, que hace que tengamos temperatura, que podamos decirnos vivos y hace que estén vivas todas las cosas que en el Cosmos se mueven, cumpliendo leyes inexorables y matemáticamente perfectas. El Agua es, pues, vitalidad; el Agua es la «sangre» de la Tierra, lo más vital, lo más fuerte.
El segundo VIAJE, es representativo de la VIRILIDAD, y en consecuencia lo es también de la segunda época de la VIDA HUMANA, puesto que dentro de este período, es cuando el hombre principia a demostrar con hechos la ILUSTRACIÒN que ha recibido, en el desarrollo de sus actividades Sociales, las Públicas y las Privadas, las que convertidas en una realidad, indican claramente que ha llegado a la Meta de su Preparación Intelectual, y por lo  mismo, esto quiere decir, que el Individuo ya se encuentra CAPACITADO para hacer uso del libre ejercicio de sus FACULTADES MENTALES, que lo obligarán siempre, a cumplir en forma consciente, con sus DEBERES, haciendo a la vez uso moderado, de sus DERECHOS SOCIALES, cosa que el hombre HONRADO  puede lograr, en cualquier circunstancia de su vida.
Este segundo VIAJE, en el sentido MORAL, simboliza a la lucha que se entabla entre la VERDAD, en contra de la MENTIRA o el ENGAÑO; entre la EDUCACIÒN y la IGNORANCIA o la SUPERSTICIÒN;  entre la REALIDAD y el ERROR o la FALSEDAD; entre el BIEN y el MAL o la PERFIDIA, etc., para el fin de poder definir en forma categórica, a las nobles VIRTUDES, que sirven de apoyo a la EQUIDAD, a la RAZÒN y a la JUSTICIA

Tercer viaje
El Fuego es el mundo del pensamiento; de la idea; de la gestación en un plano tan abstracto que sólo puede captarse por otra entidad tan abstracta como es en nosotros la mente, como es en el Cosmos el Fuego. el Fuego indudablemente supone Sabiduría. Así, Fuego es Saber y Saber es la culminación del Hombre.
El tercer viaje es por fuego, el cual simboliza nuestra naturaleza mental. En esta etapa el peregrino, tras consumirse en un fuego sagrado resucita a una nueva vida, espiritualizado y liberado de sus limitaciones, habiendo escalado las tres gradas al trono del espíritu o ser supremo entre nosotros, representado éste por el Venerable Maestro de la Logia. Cae la venda de los ojos. Todo se ilumina entonces en la logia individual y colectiva.


En cuanto al tercer VIAJE, que simboliza a la EDAD MADURA HUMANA; o sea la época en que se demuestra el Talento, la Pericia y la Experiencia adquiridas por el hombre, durante su preparación, es un período que se cuenta entre la VIRILIDAD y la VEJEZ o SENECTUD, y por lo mismo viene siendo la etapa en que el Individuo, aspira a una JUSTA RETRIBUCIÒN, cuyo premio a sus esfuerzos, siempre será el fruto que logre adquirir durante su verdadera actuación; tomando en cuenta que todo lo que ha logrado obtener mediante su Inteligencia, y haciendo uso de sus más nobles acciones, ha sido impulsado por su espíritu de sinceridad, como una cualidad propia del Hombre de TALENTO y de CRITERIO.
Viaje a la tierra
el elemento Tierra equivale a Callar. El primer paso del camino es el silencio. Es lo que tanto nos llama la atención sobre todas las civilizaciones antiguas para las que los grandes conocimientos estaban encerrados dentro del conjunto del Esoterismo. ¿Por qué esotérico? ¿Por qué cerrado? ¿Por qué guardado? Porque, si no se calla, es muy difícil querer; si no hay silencio, es muy difícil osar, es muy difícil saber.
Conclusión
Cuando estos viajes los realizamos con los ojos vendados durante la ceremonia de Iniciación nos parecen extensos, pero al quitarnos la venda de los ojos, nos sorprende ver cuán reducido era el espacio en que nos movimos, pues como en una espirales tuvimos dando vueltas en el mismo sitio.
Esto nos indica que el camino está dentro del espacio de nosotros mismos, cada uno es una logia en funcionamiento. Las iniciaciones que recibimos en las Logias formales son sólo simbólicas. Las verdaderas las recibimos en nuestra logia individual. Éstas siempre coinciden en sus grados con las primeras.
También es de nuestro deber, advertir que la ÉTICA MASÓNICA dentro de sus más elevados conceptos, a que se refieren los Tres VIAJES, que durante su peregrinación por la senda del estudio, ejecuta el Aprendiz Masón; en síntesis se reducen a los tres siguientes PRECEPTOS SIMBÒLICOS:
1 - Que durante la JUVENTUD, debemos aprender a comparar y apreciar, todas las materias de enseñanza que se hacen necesarias, para poder aplicar nuestro CRITERIO o nuestro TALENTO, de conformidad con los Principios Filosóficos, Morales y Científicos, adquiridos por medio del esfuerzo que demanda la Inteligencia, para el fin de lograr ser útiles a nosotros Mismos, a la Sociedad en general y a la DIVINIDAD.
2 - Que durante la VIRILIDAD, debemos emplear toda nuestra Buena VOLUNTAD, para lograr formarnos un porvenir, cuya base principal lo sean la DEDICACIÒN, el Amor al ESTUDIO y el APROVECHAMIENTO absoluto del tiempo necesario, para iniciar la ejecución de nuestras OBRAS, en bien PROPIO, en el de nuestros Semejantes y en el de la DIVINIDAD.
3 - Que durante la MADUREZ, tenemos derecho a disfrutar, de las ventajas adquiridas, por medio de nuestra Inteligencia, para tener la satisfacción de haber sabido CUMPLIR con nuestros deberes, para consigo Mismo, para con nuestros Semejantes y para con el SER SUPREMO; y que finalmente, a la hora de rendir nuestro último TRIBUTO a la MADRE NATURALEZA, y sin TEMOR a la MUERTE, llevemos la convicción y la esperanza, de alcanzar una GLORIOSA INMORTALIDAD.
Los tropiezos que tenemos en la vida, los errores que cometemos, la manera en que equivocamos con frecuencia la dirección que deberíamos seguir, los temores y las aprensiones que nos embargan, son indicios de la oscuridad en que efectivamente vivimos.
-"Cuando todos los seres humanos encuentren dentro suyo los cuatro elementos primordiales, serán verdaderos guerreros, nobles y puros, y toda la creación estará en armonía, y ellos podrán colaborar con la creación en lugar de destruirla...

2 comentarios: